MI HIJO TENIA MIEDO A LOS PERROS Y ACABÓ ABRAZADO A UNO DE ELLOS.

Testimonio de una madre.

 

“Hoy hemos descubierto un sitio tan bonito, tan especial, en el que hemos disfrutado tanto mayores y peques, que tengo que compartirlo y recomendar mucho. Se llama Burrosdiversia y no es una granja, es mucho más que eso. Es interactuar con los animales en plena naturaleza , es aprender a darles de comer, a cepillarlos, cuidarlos y mimarlos. Es descubrirse a una misma, urbanita empedernida, colegueando con una cabra enana negra como un chipirón y flipar con su peque fóbico a los perros colgado del cuello de uno de ellos. Es alucinar en colores con huevos de corral verdes y azules. Y es morir de amor con momentos así de tiernos, un burrito que tiene 15 días. Mil gracias Álvaro por hacerlo posible. Volveremos. “

 

Esta es la opinión de una madre cuyo hijo no se quería bajar del coche por miedo a los perros y dos horas después acabó abrazado a nuestra perra pastora. 

 

Cada día tenemos más casos iguales. Mientras realizamos actividades con diferentes animales los niños/as sin darse cuenta se van enfrentando a su problema ellos solos (aunque los padres están presentes) en medio de un clima de diversión y poco a poco lo van resolviendo ellos hasta perder el miedo y acabar abrazándose a nuestra perra pastora.

 

Ni hacemos milagros, ni garantizamos nada, ni vamos de profesionales de nada, pero si quieres prueba a venir un día. Quizás encuentres la solución a ese problema de tu hijo/a. 

 

 


Llamar

E-mail

Cómo llegar